Distintivo

Cargando…

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

Música

Paused...
  • 1.
    Himno Poncelia
  • 2.
    Santa Diabla
  • 3.
    Me Llevas
  • 4.
    Rezo
  • 5.
    Recuerdo
  • 6.
    Decir Adios
  • 7.
    Quiero Mas
  • 8.
    Te Vas
  • 9.
    Busco Una Mujer
  • 10.
    Todo Lo Que Soy
  • 11.
    La Razon De Mi Ser
  • 12.
    Escuchame
  • 13.
    Amiga Sombra
  • 14.
    Dejate Querer
  • 15.
    Canela
  • 16.
    Mujer Con Pantalones
  • 17.
    Concebido Sin Pecado
  • 18.
    Llevame Contigo
  • 19.
    La Venganza
  • 20.
    Bella Note
  • 21.
    You'll Be In My Heart
  • 22.
    Dame Chocolate
Nuestro planeta esta piendiendo auxilio y es nuestra obligaciòn optar por posturas màs respestuosas y saludables frente a la naturaleza.

Los fans de Carlitos estamos concientes de esta realidad y deseamos contribuir con la ecologìa de nuestro planeta, por ello en este tema podemos colocar toda clase de consejos para crear conciencia entre nosotros y mejorar un poco nuestro medio ambiente, porque recuerden... El planeta, esta en nuestras manos!


Visitas: 3412

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

El medio ambiente en Italia estará libre de bolsas de plástico en 2011

En promedio, cada ciudadano italiano consume unas 300 bolsas plásticas al año, por lo que las autoridades prohibirán su uso

Por Hada Messia
Viernes, 31 de diciembre de 2010 a las 13:00

 

ROMA, Italia (CNN) — Italia es un país conocido tanto por su comida como por las bolsas de plástico regaladas en todas partes por cada compra en todo el país y regula... o en los tiraderos. Una nueva prohibición entrará en vigor el primero de enero, sin embargo, eso puede cambiar.

 

El Ministerio del Medio Ambiente de Italia está prohibiendo a los comercios regalar las bolsas de plástico

con el fin de ayudar al medio ambiente. Aunque la fecha del primero de enero es firme, el ministerio dice que a los comerciantes se les permitirá utilizar las bolsas almacenadas que tengan en existencia sin ninguna multa.

 

“Es una gran innovación”, dijo sobre la prohibición la ministro del medio ambiente, Stefania Prestigiacomo. “Marca un paso hacia delante de importancia fundamental para luchar en contra de la contaminación, volviéndonos más responsables para usar y reciclar. Para que la ley tenga resultados positivos, es necesario que todos los comerciantes, grandes o pequeños, y los ciudadanos se involucren y experimenten con alternativas a las bolsas de plástico”.

 

El grupo ambientalista Legambiente estima que cada italiano consume 300 bolsas de plástico al año, y que se podrían ahorrar 180,000 toneladas de gasolina si todo el mundo utilizara sólo 10 bolsas biodegradables al año para sus compras.

 

La tendencia de las tiendas y comerciantes de regalar bolsas de plástico por cada compra es algo muy reciente. Bolsas de papel, o ninguna bolsa, era lo cotidiano hace sólo 30 ó 40 años, cuando las damas llevaban su propio carrito para compras o bolsas de mandado a la tienda.

 

Algunos comerciantes entrevistados este viernes en el centro de Roma se quejaron de que no se les había comunicado oficialmente de la prohibición. Un vendedor de pescado supo de ello a través de los medios y
no sabe si enfrentará alguna multa.

 

“No tengo ni idea de qué podría reemplazar las bolsas de plástico para mi”, dijo. “¿Cómo voy a vender mi pescado en una bolsa de papel, cuando normalmente está húmedo y oloroso”?

 

Un vendedor de abarrotes en el mercado dijo que ya había comenzado a utilizar bolsas de tela con el nombre de la tienda para algunos de sus clientes, dijo, añadiendo que también supo de la prohibición a través de los medios.

 

Una mujer que cuenta con tres tiendas de ropa dice que todavía tiene muchas dudas sobre la prohibición.

“¿Cómo van a revisar?”, dijo. “Nadie me dijo nada oficialmente. Sé lo que sé por los periódicos. En una de mis tiendas cambié a bolsas de tela hace más de un año, pero en otra tengo las suficientes bolsas de plástico como para que me duren hasta el verano. Supuestamente mientras pueda comprobar que ordené esas bolsas a principios de este año, estaré bien”.

 

Prohibiciones similares se han adoptado en todo el mundo.

La Ciudad de México prohibió a las tiendas regalar bolsas de plástico que no sean biodegradables. Francia también impuso una ley similar.

 

China adoptó un límite estricto sobre ellas, reduciendo la basura y eliminando el uso de 40,000 millones de bolsas, dijo el World Watch Institute, citando estimaciones del gobierno. Si bien el cumplimiento ha sido irregular, la violación de la ley conlleva una posible multa de 10,000 yuanes (1,463 dólares), dijo World Watch.

 

En Tanzania, vender las bolsas conlleva una pena máxima de seis meses de cárcel y una multa por 1.5 millones de shillings (1,137 dólares).

 

En Mumbai, en la India, se prohibieron las bolsas en el 2000 y ciudades en Australia, Sudáfrica y Taiwán impusieron prohibiciones o recargos. Irlanda reportó la reducción del uso de bolsas en un 90% al imponer un impuesto a cada una.

 

http://mexico.cnn.com/planetacnn/2010/12/31/el-medio-ambiente-en-it...

10 consejos para ser ecológico en el trabajo

Documentos impresos que al final nadie lee, ordenadores en vela toda la noche, una luz que permanece encendida durante el fin de semana… En el trabajo, los malos hábitos anti-ecológicos no faltan. ¿Y si intentamos acabar con esta moda a la vuelta de las vacaciones?

1. Economizo el papel. Cada empleado consume en el trabajo, como media, 80 kilos de papel al año. En Francia, un trabajador imprime una media de 35 páginas por día. Lo peor: cerca del 24% de las páginas imprimidas nunca son utilizadas y terminan directamente en la basura. Los gestos eco-amigos. Si se trata de una dirección y de un número de teléfono no los imprimimos, sino que los copiamos en un cuadernillo.
Si no, podemos usar borradores (páginas ya impresas por una cara pero que carecen ya de valor). Otra idea: reagrupar textos en un mismo documento en lugar de imprimirlos cada uno sobre una hoja de ¾ en blanco. Si no dispones de un servicio de recolección y selección de desechos, siempre se podemos moler hojas de papel. Nos servirá luego para rellenar paquetes frágiles. ¡Siempre es más útil que tirarlos a la basura! Finalmente, es de  saber
que los cartuchos de impresión contienen productos nefastos para el medio ambiente, tales como el plomo.
2. Utilizo Internet con moderación. Una búsqueda en Google es el equivalente a un recorrido de 56 metros en coche, un comentario en un blog, son 8 kilómetros… Los gestos eco-amigos. Escribir bien las búsquedas en Google para no multiplicar los clics, reflexionar dos veces antes de descargar los ficheros o de enviar los e-mails, no compruebes los mails cada 30 segundos, cierra las aplicaciones que no estés usando, utiliza una memoria USB para pasar documentos al vecino en lugar de enviarle un mail… ¡Hay tantos gestos pequeños para navegar protegiendo el planeta!
3. Apago la luz. ¿Quién no ha dejado nunca una lámpara encendida al salir del trabajo un viernes a última hora? Un gasto de energía absolutamente inútil. Sobre todo cuando sabemos que una hora de iluminación equivale a entre 50 y 100kWh de economía. Los gestos eco-amigos. Cuando salimos de una habitación vacía pensamos (¡obviamente!) en apagar la luz, y no
dejamos la computadora en "stand by". Podemos sugerir también la instalación en nuestra empresa de minuteros o de luces con detectores de presencia en los lugares de paso (baños, pasillos…). Otra idea: enchufamos los aparatos electrónicos en un enchufe que jamás olvidaremos apagar. En fin, acondicionamos nuestro despacho para aprovechar al máximo la luz natural.
4. No acumulo vasos de plástico. Una sociedad de 200 personas utiliza más de 60.000 vasos de plástico por año. En el Reino Unido, se consumen 5 millares de vasos de plástico cada año. Sabiendo que uno solo de estos vasos tarda más de 100 años en degradarse en la naturaleza y que no son generalmente reciclables, el impacto sobre el medio ambiente es mayor. Los gestos eco-amigos. La solución es privilegiar las tazas individuales o reducir el consumo de este tipo de vasos. Cuando vamos a por agua, podemos, por ejemplo, reutilizar el mismo vaso varias veces.
5. Uso inteligentemente el climatizador y la calefacción. En verano, la temperatura no exige siempre la utilización sistemática del climatizador, goloso en electricidad. De igual modo, ciertas empresas tienden a calentar demasiado sus locales en invierno. Los gestos eco-amigos. Damos un uso privilegiado al viejo, pero más ecológico, ventilador. Nos ponemos también en el paso de las ligeras corrientes de aire durante el día y sobre una buena aireación por la noche, después de los grandes calores. Nuestra empresa puede también equipar sus locales de termostatos programables, permitiendo reducir la calefacción durante la noche y los fines de semana.
6. Me desplazo menos para contaminar menos. ¿Tenemos absolutamente la necesidad de encontrarnos físicamente cada semana con el equipo de nuestra filial situado a 300 kilómetros? No es seguro… Los gestos eco-amigos. Una reunión por teléfono semanalmente o, mejor aún, una videoconferencia puede, perfectamente, ser suficiente para reencontrarnos con nuestros
colegas. Aprovechamos, pues, los avances tecnológicos para limitar vuestros desplazamientos y ganar tiempo.
7. Comparto el coche… ¡o hago bicicleta! ¿La solución ideal? ¡Ir al trabajo a pie! Pero dejemos de soñar, este comportamiento verde no es siempre posible. Pensamos, entonces, en la bicicleta y en los patines o, al menos, en el uso compartido del coche. Saber, igualmente, que al coger el autobús, emitimos tres veces menos de CO2 que en coche.
8. Reciclo los cartuchos de tinta. Más de 40 millones de cartuchos de impresión son utilizados en Francia cada año. De éstos, solamente un 15% de ellos son reciclados, generando así 60.000 toneladas de desechos no degradables. La tasa de cartuchos reciclados alcanza el 55% en los Estados Unidos y el 35% en Alemania. Los gestos eco-amigos. Hay numerosos organismos que se proponen reciclar nuestros cartuchos y de revertir los beneficios realizados a obras humanitarias.
9. Me equipo con el material más “eco”. De acuerdo, no se pide siempre nuestra opinión sobre la compra de libretas y de bolígrafos. Pero siempre podemos sugerir a nuestro superior de elegir un proveedor eco-responsable. Se pueden encontrar desde camisas en cartón reciclado, pegamentos y cintas adhesivas a base de vegetales.
10. ¡Pásalo! Si eres el jefe, di a tus empleados cómo pueden notar la diferencia. ¡Y mostrar ejemplo! Si eres tú el empleado, nada te impide pegar carteles y/o pegatinas para recordar a la gente las acciones simples que pueden hacer diariamente. ¡Anima a los proveedores y clientes a que hagan mismo!
Gracias Isa, tienes toda la razon la gente utiliza la impresora con demasiada facilidad con el consiguiente consumo de papel y electricidad, tampoco apagan los ordenadores sino que los dejan en stain. es decir la luz roja encendida en bajo consumo.

Isabel dijo:

10 consejos para ser ecológico en el trabajo

Documentos impresos que al final nadie lee, ordenadores en vela toda la noche, una luz que permanece encendida durante el fin de semana… En el trabajo, los malos hábitos anti-ecológicos no faltan. ¿Y si intentamos acabar con esta moda a la vuelta de las vacaciones?

1. Economizo el papel. Cada empleado consume en el trabajo, como media, 80 kilos de papel al año. En Francia, un trabajador imprime una media de 35 páginas por día. Lo peor: cerca del 24% de las páginas imprimidas nunca son utilizadas y terminan directamente en la basura. Los gestos eco-amigos. Si se trata de una dirección y de un número de teléfono no los imprimimos, sino que los copiamos en un cuadernillo.
Si no, podemos usar borradores (páginas ya impresas por una cara pero que carecen ya de valor). Otra idea: reagrupar textos en un mismo documento en lugar de imprimirlos cada uno sobre una hoja de ¾ en blanco. Si no dispones de un servicio de recolección y selección de desechos, siempre se podemos moler hojas de papel. Nos servirá luego para rellenar paquetes frágiles. ¡Siempre es más útil que tirarlos a la basura! Finalmente, es de  saber
que los cartuchos de impresión contienen productos nefastos para el medio ambiente, tales como el plomo.
2. Utilizo Internet con moderación. Una búsqueda en Google es el equivalente a un recorrido de 56 metros en coche, un comentario en un blog, son 8 kilómetros… Los gestos eco-amigos. Escribir bien las búsquedas en Google para no multiplicar los clics, reflexionar dos veces antes de descargar los ficheros o de enviar los e-mails, no compruebes los mails cada 30 segundos, cierra las aplicaciones que no estés usando, utiliza una memoria USB para pasar documentos al vecino en lugar de enviarle un mail… ¡Hay tantos gestos pequeños para navegar protegiendo el planeta!
3. Apago la luz. ¿Quién no ha dejado nunca una lámpara encendida al salir del trabajo un viernes a última hora? Un gasto de energía absolutamente inútil. Sobre todo cuando sabemos que una hora de iluminación equivale a entre 50 y 100kWh de economía. Los gestos eco-amigos. Cuando salimos de una habitación vacía pensamos (¡obviamente!) en apagar la luz, y no
dejamos la computadora en "stand by". Podemos sugerir también la instalación en nuestra empresa de minuteros o de luces con detectores de presencia en los lugares de paso (baños, pasillos…). Otra idea: enchufamos los aparatos electrónicos en un enchufe que jamás olvidaremos apagar. En fin, acondicionamos nuestro despacho para aprovechar al máximo la luz natural.
4. No acumulo vasos de plástico. Una sociedad de 200 personas utiliza más de 60.000 vasos de plástico por año. En el Reino Unido, se consumen 5 millares de vasos de plástico cada año. Sabiendo que uno solo de estos vasos tarda más de 100 años en degradarse en la naturaleza y que no son generalmente reciclables, el impacto sobre el medio ambiente es mayor. Los gestos eco-amigos. La solución es privilegiar las tazas individuales o reducir el consumo de este tipo de vasos. Cuando vamos a por agua, podemos, por ejemplo, reutilizar el mismo vaso varias veces.
5. Uso inteligentemente el climatizador y la calefacción. En verano, la temperatura no exige siempre la utilización sistemática del climatizador, goloso en electricidad. De igual modo, ciertas empresas tienden a calentar demasiado sus locales en invierno. Los gestos eco-amigos. Damos un uso privilegiado al viejo, pero más ecológico, ventilador. Nos ponemos también en el paso de las ligeras corrientes de aire durante el día y sobre una buena aireación por la noche, después de los grandes calores. Nuestra empresa puede también equipar sus locales de termostatos programables, permitiendo reducir la calefacción durante la noche y los fines de semana.
6. Me desplazo menos para contaminar menos. ¿Tenemos absolutamente la necesidad de encontrarnos físicamente cada semana con el equipo de nuestra filial situado a 300 kilómetros? No es seguro… Los gestos eco-amigos. Una reunión por teléfono semanalmente o, mejor aún, una videoconferencia puede, perfectamente, ser suficiente para reencontrarnos con nuestros
colegas. Aprovechamos, pues, los avances tecnológicos para limitar vuestros desplazamientos y ganar tiempo.
7. Comparto el coche… ¡o hago bicicleta! ¿La solución ideal? ¡Ir al trabajo a pie! Pero dejemos de soñar, este comportamiento verde no es siempre posible. Pensamos, entonces, en la bicicleta y en los patines o, al menos, en el uso compartido del coche. Saber, igualmente, que al coger el autobús, emitimos tres veces menos de CO2 que en coche.
8. Reciclo los cartuchos de tinta. Más de 40 millones de cartuchos de impresión son utilizados en Francia cada año. De éstos, solamente un 15% de ellos son reciclados, generando así 60.000 toneladas de desechos no degradables. La tasa de cartuchos reciclados alcanza el 55% en los Estados Unidos y el 35% en Alemania. Los gestos eco-amigos. Hay numerosos organismos que se proponen reciclar nuestros cartuchos y de revertir los beneficios realizados a obras humanitarias.
9. Me equipo con el material más “eco”. De acuerdo, no se pide siempre nuestra opinión sobre la compra de libretas y de bolígrafos. Pero siempre podemos sugerir a nuestro superior de elegir un proveedor eco-responsable. Se pueden encontrar desde camisas en cartón reciclado, pegamentos y cintas adhesivas a base de vegetales.
10. ¡Pásalo! Si eres el jefe, di a tus empleados cómo pueden notar la diferencia. ¡Y mostrar ejemplo! Si eres tú el empleado, nada te impide pegar carteles y/o pegatinas para recordar a la gente las acciones simples que pueden hacer diariamente. ¡Anima a los proveedores y clientes a que hagan mismo!
Asi es amiga! Debemos tomar conciencia que con pequeñas acciones podemos hacer mucho por ayudar.... Solo es cuestión de ponerlas en práctica.

Gemma Ocla dijo:
Gracias Isa, tienes toda la razon la gente utiliza la impresora con demasiada facilidad con el consiguiente consumo de papel y electricidad, tampoco apagan los ordenadores sino que los dejan en stain. es decir la luz roja encendida en bajo consumo.

Isabel dijo:

10 consejos para ser ecológico en el trabajo

Documentos impresos que al final nadie lee, ordenadores en vela toda la noche, una luz que permanece encendida durante el fin de semana… En el trabajo, los malos hábitos anti-ecológicos no faltan. ¿Y si intentamos acabar con esta moda a la vuelta de las vacaciones?

1. Economizo el papel. Cada empleado consume en el trabajo, como media, 80 kilos de papel al año. En Francia, un trabajador imprime una media de 35 páginas por día. Lo peor: cerca del 24% de las páginas imprimidas nunca son utilizadas y terminan directamente en la basura. Los gestos eco-amigos. Si se trata de una dirección y de un número de teléfono no los imprimimos, sino que los copiamos en un cuadernillo.
Si no, podemos usar borradores (páginas ya impresas por una cara pero que carecen ya de valor). Otra idea: reagrupar textos en un mismo documento en lugar de imprimirlos cada uno sobre una hoja de ¾ en blanco. Si no dispones de un servicio de recolección y selección de desechos, siempre se podemos moler hojas de papel. Nos servirá luego para rellenar paquetes frágiles. ¡Siempre es más útil que tirarlos a la basura! Finalmente, es de  saber
que los cartuchos de impresión contienen productos nefastos para el medio ambiente, tales como el plomo.
2. Utilizo Internet con moderación. Una búsqueda en Google es el equivalente a un recorrido de 56 metros en coche, un comentario en un blog, son 8 kilómetros… Los gestos eco-amigos. Escribir bien las búsquedas en Google para no multiplicar los clics, reflexionar dos veces antes de descargar los ficheros o de enviar los e-mails, no compruebes los mails cada 30 segundos, cierra las aplicaciones que no estés usando, utiliza una memoria USB para pasar documentos al vecino en lugar de enviarle un mail… ¡Hay tantos gestos pequeños para navegar protegiendo el planeta!
3. Apago la luz. ¿Quién no ha dejado nunca una lámpara encendida al salir del trabajo un viernes a última hora? Un gasto de energía absolutamente inútil. Sobre todo cuando sabemos que una hora de iluminación equivale a entre 50 y 100kWh de economía. Los gestos eco-amigos. Cuando salimos de una habitación vacía pensamos (¡obviamente!) en apagar la luz, y no
dejamos la computadora en "stand by". Podemos sugerir también la instalación en nuestra empresa de minuteros o de luces con detectores de presencia en los lugares de paso (baños, pasillos…). Otra idea: enchufamos los aparatos electrónicos en un enchufe que jamás olvidaremos apagar. En fin, acondicionamos nuestro despacho para aprovechar al máximo la luz natural.
4. No acumulo vasos de plástico. Una sociedad de 200 personas utiliza más de 60.000 vasos de plástico por año. En el Reino Unido, se consumen 5 millares de vasos de plástico cada año. Sabiendo que uno solo de estos vasos tarda más de 100 años en degradarse en la naturaleza y que no son generalmente reciclables, el impacto sobre el medio ambiente es mayor. Los gestos eco-amigos. La solución es privilegiar las tazas individuales o reducir el consumo de este tipo de vasos. Cuando vamos a por agua, podemos, por ejemplo, reutilizar el mismo vaso varias veces.
5. Uso inteligentemente el climatizador y la calefacción. En verano, la temperatura no exige siempre la utilización sistemática del climatizador, goloso en electricidad. De igual modo, ciertas empresas tienden a calentar demasiado sus locales en invierno. Los gestos eco-amigos. Damos un uso privilegiado al viejo, pero más ecológico, ventilador. Nos ponemos también en el paso de las ligeras corrientes de aire durante el día y sobre una buena aireación por la noche, después de los grandes calores. Nuestra empresa puede también equipar sus locales de termostatos programables, permitiendo reducir la calefacción durante la noche y los fines de semana.
6. Me desplazo menos para contaminar menos. ¿Tenemos absolutamente la necesidad de encontrarnos físicamente cada semana con el equipo de nuestra filial situado a 300 kilómetros? No es seguro… Los gestos eco-amigos. Una reunión por teléfono semanalmente o, mejor aún, una videoconferencia puede, perfectamente, ser suficiente para reencontrarnos con nuestros
colegas. Aprovechamos, pues, los avances tecnológicos para limitar vuestros desplazamientos y ganar tiempo.
7. Comparto el coche… ¡o hago bicicleta! ¿La solución ideal? ¡Ir al trabajo a pie! Pero dejemos de soñar, este comportamiento verde no es siempre posible. Pensamos, entonces, en la bicicleta y en los patines o, al menos, en el uso compartido del coche. Saber, igualmente, que al coger el autobús, emitimos tres veces menos de CO2 que en coche.
8. Reciclo los cartuchos de tinta. Más de 40 millones de cartuchos de impresión son utilizados en Francia cada año. De éstos, solamente un 15% de ellos son reciclados, generando así 60.000 toneladas de desechos no degradables. La tasa de cartuchos reciclados alcanza el 55% en los Estados Unidos y el 35% en Alemania. Los gestos eco-amigos. Hay numerosos organismos que se proponen reciclar nuestros cartuchos y de revertir los beneficios realizados a obras humanitarias.
9. Me equipo con el material más “eco”. De acuerdo, no se pide siempre nuestra opinión sobre la compra de libretas y de bolígrafos. Pero siempre podemos sugerir a nuestro superior de elegir un proveedor eco-responsable. Se pueden encontrar desde camisas en cartón reciclado, pegamentos y cintas adhesivas a base de vegetales.
10. ¡Pásalo! Si eres el jefe, di a tus empleados cómo pueden notar la diferencia. ¡Y mostrar ejemplo! Si eres tú el empleado, nada te impide pegar carteles y/o pegatinas para recordar a la gente las acciones simples que pueden hacer diariamente. ¡Anima a los proveedores y clientes a que hagan mismo!
Otra de las cosas que me gusta de Carlos es que respeta el medioambiente.
Estoy de acuerdo! :D

Gemma Ocla dijo:
Otra de las cosas que me gusta de Carlos es que respeta el medioambiente.

La hora del planeta 2011

 

Ya ha comenzado la cuenta atrás para el gran apagón. El próximo 26 de marzo todo el mundo se unirá para luchar contra la amenaza del cambio climático apagando las luces.


Este año La Hora del Planeta quiere batir su propio récord de participación de más de mil millones de personas en los seis continentes. En España, WWF organizará actividades por toda la geografía nacional para lograr la implicación de millones de ciudadanos.  

 

La Hora del Planeta, la tercera edición en la que nuestro país participa, tendrá lugar entre las 20:30 y las 21:30, cuando mil millones de personas de los seis continentes apaguen las luces de sus hogares, empresas, ayuntamientos, monumentos emblemáticos, colegios y universidades. En pasadas ediciones, participaron más 1.500 ciudades de 100 países desde la Antártida a Mongolia. 

 

Sin embargo, este año WWF está organizando una campaña de sensibilización y participación que abarca mucho más que sesenta minutos. Con este objetivo, desde el 1 de febrero está desarrollando el concurso Músicos por el Planeta, que busca la canción oficial de La Hora del Planeta. La temática de este certamen no podría ser otra que la naturaleza, por ello un jurado liderado por Juanjo Melero, ex guitarrista de Tam Tam Go, Sangre Azul y La Cabra Mecánica, elegirá el próximo 1 de marzo la Canción del Planeta.

 

La noche del 26 de marzo la ONG medioambiental pide a todos los ciudadanos que apaguen las luces, pero también que acudan a las ciudades donde la organización estará realizando actividades para acercar este problema a la población.


Actividades en favor del planeta

En concreto, se celebrará la segunda edición de la Carrera por el Planeta, donde el ídolo de los más pequeños, Pocoyó, dará el pistoletazo de salida a los corredores. Además, Juan “D” y Beatriz, con su grupo Ciudad Arcoiris desarrollará, junto a los asistentes a la fiesta por el planeta de Madrid para proteger el medio ambiente, un Chiqui-Flashmob para niños con la canción “aHora, El Planeta” , que han creado especialmente para la campaña y cuya coreografía se puede aprender a través del vídeo de YouTube  .

 

Según Miguel Ángel Valladares, director de Comunicación de WWF: “La Hora del Planeta de WWF ya es una cita obligada cada solsticio de primavera y es el momento en que los ciudadanos tienen la oportunidad de alzar su voz para que los políticos sepan que el cambio climático es un problema que nos preocupa a todos”. Y concluye: “La fuerza de esta iniciativa radica en la suma de los individuos, empresas e instituciones pública para luchar contra esta amenaza”.

 

Actuando juntos podemos ganar la batalla contra el cambio climático. El día 26 de marzo de 2010, de 20:30 a 21:30, descubre lo que millones de personas pueden hacer juntas.

 

http://www.mundo-geo.es/green-living/la-hora-del-planeta-2011?nv=rs...

                                            -PROTECCION DE NUESTRO BOSQUE-

              *Lo primero es ivitar el inicio de incendio no se debe encender fuego en zona forestales de alto riesgo,

               especialmente en los meses de verano. una fogata cerca de arboles o ramas secas, sobre todo cuando

               hace mucho aire puede crecer, perder el control e iniciar un incendio.

 

             *No se debe arrojar cerillas ni colillas encendida, en zonas arboladas un simple cigarro o una cerilla puede

              causar un incendio.

 

             *No tirar desperdicios, sin solicitar permiso previo del servicio forestal.

 

            *Tambien existen numeros de gran ayuda; en donde el cervicio de proteccion de la naturaleza

              de la guardia civil atiende cualquier denuncia de actividades ilegales o que signifique un daño

              al medio ambiente.

 

carlos, quieres que te ayude a sembra esa plantita??
Jajaja Fabi, sabes que esa fotita es de mis favoritas, porue con esas canitas se ve super sexy! :P

fabiola de leon calderon dijo:
carlos, quieres que te ayude a sembra esa plantita??

22 DE ABRIL - DIA DE LA TIERRA 

 

Nosotros y la Tierra

 

Carta de viaje

Carlos Tello Díaz

 

  • 2011-04-22•Política

Conviértete en el cambio que deseas ver”. Una amiga mía leyó esta frase de Gandhi en el aeropuerto de Mumbai, de regreso de un viaje a India. “Conviértete en el cambio que deseas ver”. La frase me encantó porque, lanzada al viento, está sin embargo dirigida a cada uno de nosotros en lo personal. Quiero por esa razón vincularla hoy con el Día de la Tierra.

 

El Día de la Tierra fue celebrado por primera vez el 22 de abril de 1970, día del equinoccio, a raíz del trabajo del senador norteamericano Gaylord Nelson, quien desde principio de los sesenta luchaba para que el tema del medio ambiente fuera incluido en la agenda de gobierno de Estados Unidos. Fue una especie de catalizador, primero en su país, después en el mundo. Pues ese mismo año, Nixon fundó la Agencia de Protección Medioambiental (Environmental Protection Agency) y el Congreso de Estados Unidos promulgó el Acta del Aire Limpio (Clean Air Act). Y dos años después, con el apoyo de Estados Unidos, la ONU celebró la primera reunión internacional dedicada al medio ambiente, la Conferencia de Estocolmo, y por medio de la Resolución 2994 decretó el Día Mundial del Medio Ambiente. En fin, ese mismo año fue también acuñado el términodesarrollo sostenible en un documento elaborado por el Club de Roma, que señalaba las consecuencias desastrosas para el medio ambiente de un crecimiento económico rápido, como el que ocurría en Europa y Norteamérica.

 

El Día de la Tierra fue uno de los instrumentos que detonaron esos cambios en el mundo. Pero es hoy sobre todo una instancia de reflexión y acción individual a favor del medio ambiente. ¿Cuál debe ser nuestra relación, la de cada uno de nosotros, con eso que llamamos medio ambiente, un eufemismo con el que nos referimos a todo, absolutamente todo lo que nos rodea, a todo lo que existe, a la Tierra?

 

Son innumerables los ejemplos de costumbres que nos parecen normales pero que son en realidad siniestras, por el impacto que tienen sobre la Tierra. Una de ellas es el uso del automóvil. Los autos son responsables de 90 por ciento del monóxido de carbono que sufrimos en la capital de México. Y culpables además de la destrucción de su fisonomía, demolida y empobrecida para construir vialidades que secuestran alrededor de la tercera parte de su espacio. Los automóviles, además, pertenecen apenas a una quinta parte de la población —el resto los padece—, por lo que son también un aspecto de la desigualdad en México. Y son sobre todo una tragedia para la Tierra. Hoy en día se fabrican en el mundo más de 55 millones de automóviles al año, que son —lo sabemos— una de las fuentes más importantes de emisión de gases de efecto invernadero que ponen en peligro la vida en el planeta. ¿Por qué, entonces, no tenemos remordimientos al usar el automóvil? ¿Por qué nos enorgullece, por el contrario, tener autos grandes? Porque los valores de la sociedad en que vivimos lo promueven, lo convierten en un símbolo de estatus. Debería ser al revés: deberíamos valorar a quien opta por un auto más pequeño y, sobre todo, a quien opta por renunciar al automóvil. Pero estamos muy lejos de ver así las cosas. Ese cambio, por eso, no vendrá de fuera —vendrá de cada uno de nosotros, si queremos convertirnos en el cambio que deseamos ver.

 

http://impreso.milenio.com/node/8947666

 

 


Google recuerda el 'Día de la Tierra' en Viernes Santo

LA COINCIDENCIA DE FECHAS HA HECHO QUE EL BUSCADOR TUVIERA QUE DECANTARSE POR UNA DE LAS OPCIONES PARA SU DOODLE

LVL
viernes, 22 de abril de 2011, 14:43

Madrid.- Google ha querido recordar este 22 de abril que se celebra el ‘Día de la Tierra’. Con un particular doodle animado que representa la naturaleza más colorida, el buscador de Internet homenajea a la Madre Tierra precisamente elViernes Santo, por coincidencia de fechas, cuando el mundo entero recuerda que esSemana Santa.

Desde el 22 de abril de 1970 se celebra el ‘Día de la Tierra’, una iniciativa que nació desde las universidades, institutos y colegios de EE.UU. para recordar los graves problemas medioambientales a los que se enfrenta el planeta si los humanos no llegan a tomar soluciones efectivas y ponen fin a muchas de las amenazas que lo acechan. El senador Gaylord Nelson se encargó de la convocatoria estudiantil y, año tras año, los ciudadanos fueron incorporándose cada 22 de abril a las protestas contra los daños medioambientales.

El manifiesto original para celebrar el ‘Día de la Tierra’ reza así: “En el Día de la Tierra se reflexiona sobre la importancia del vital líquido que es indispensable para la vida de todas las especies del planeta incluida la humana como lo que es el agua ya que de toda el agua que existe en el planeta tan solo el 2% es potable. El Día de la Tierra apunta a la toma de conciencia de los recursos naturales de la Tierra y su manejo, a la educación ambiental, y a la participación como personas ambientalmente conscientes. Una reverencia por la vida y las fuentes de nuestro ser”.

 

http://www.lavozlibre.com/noticias/ampliar/242799/google-recuerda-e...

Responder a debate

RSS

© 2022   Creado por Carlos Ponce.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio